Consejos para comprar un caballo

Consejos para comprar un caballo

Si eres aficionado a la equitación tal vez sientas la necesidad de comprar tu propio caballo. La elección, sin embargo, puede ser difícil. Así pues, si está pensando en comprar un caballo, aquí tiene algunos consejos útiles. Tanto si es para hacer deporte como para mascota o animal de compañía.

Tabla de Contenido()

    ¿Qué tengo que tener en cuenta al comprar un caballo?

    Consejos para comprar un caballo

    Cuando se decide comprar un caballo, hay que pensarlo bien porque, en la mayoría de los casos, se está eligiendo un compañero que te acompañará el resto de tu vida.

    Evidentemente, si eres experto en la materia, ya sabes a que me refiero. Sin embargo, la historia par los principiantes es muy diferente. Por lo general se dejan convencer simplemente por sus emociones.

    Sin embargo, a la hora de comprar un caballo hay que tener en cuenta muchos factores. Ante todo, el estado de salud general del animal, pero también su edad, su conformación física y su carácter. Son tres elementos muy importantes que pueden influir en la relación que el jinete tendrá con su caballo.

    Por supuesto, también hay que tener en cuenta los motivos por los que se compra el animal: si se necesita para las competiciones y para ganar premios, hay que elegir un tipo de caballo específico. Si, por el contrario, la equitación es sólo un pasatiempo, se puede elegir otro tipo de caballo. Que te pueda acompañar a tranquilos paseos en el campo.

    Voy a comprar mi primer caballo ¿Cuál es el mejor para mi?

    A la hora de comprar un caballo, es útil saber que hay tres tipos a tener en cuenta, que se pueden elegir para montar: el semental, la yegua y el castrado.

    El semental

    El primero es un animal maravilloso, cariñoso y de compañía. Es ideal si quieres comprar un caballo para competiciones, pero no olvides que a veces puede ser un poco difícil y propenso al mando. El semental no es definitivamente el tipo de caballo adecuado para quienes se inician en la equitación.

    La yegua

    Las yeguas, en cambio, son mucho más dóciles y tiernas. Sin embargo, cuando están en celo, pueden mostrar un carácter rebelde y tienden a ser nerviosas. En estos periodos, se vuelven difíciles de manejar, sobre todo cuando se trata de competiciones. Sin embargo, suele ser la opción más adecuada porque, una vez finalizado el periodo de competición, pueden dedicarse a la reproducción. Por lo tanto, son adecuadas para quienes tienen o desean iniciar una granja de cría.

    El caballo castrado

    El caballo castrado, en cambio, puede parecer un animal aburrido para algunos aficionados a la equitación. En realidad, tiene un carácter muy dócil y es fácil de manejar en el suelo y de montar.

    El mundo de la cría de caballos y de los intermediarios de la venta está desgraciadamente poblado por personas que a menudo están más interesadas en su propio beneficio que en la felicidad del animal y de quienes lo compran. Por ello, es importante que sólo acuda a personas de confianza, que sepan aconsejarle lo mejor. También es útil asistir a las subastas oficiales. En algunos casos, las subastas en línea también son ideales. Tras una cuidadosa búsqueda, podrá encontrar un animal que se ajuste a sus necesidades.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Usamos cookies para mejorar la experiencia de todos los usuarios en la web. Política de Cookies